Muy Interesante | Prosol | Tu equipo de Innovación

Muy interesante

Escrito por Prosol el 2019-04-08 Etiquetas: articulo

El éxito de la transformación digital con Commvault y la nube pública

El éxito de la transformación digital depende de la pericia de los departamentos TI a la hora de implementar nuevos modelos y arquitecturas digitales que hagan a la empresa mucho más flexible y competitiva para la era de los datos. Para ello, una estrategia de nube efectiva es posiblemente de las más relevantes.

Independientemente de que el enfoque tomado sea con la nube o totalmente en ella, hay que disponer de una infraestructura adyacente al almacenamiento y al proceso en la nube que facilite mover, administrar y usar los datos de forma que el negocio se vea beneficiado en el cambio de una plataforma tradicional.

Una estrategia de cloud computing bien implementada, como la que ofrecemos en Prosol, incluye la optimización de la gestión de datos e infraestructura y la optimiza de modo que sea:

  • Resiliente a cambios drásticos en picos de proceso, extendiendo las cargas de trabajo a un entorno cloud.
  • Recuperación frente a desastres en cuestión de horas al migrar las cargas de trabajo al entorno cloud escogido de terceros.
  • Respaldo de datos a un proveedor cloud de terceros.

 Al trasladar cargas de trabajo a la nube, podemos desplegar infraestructura y servicios de manera más rápida, escalar a medida que crece el negocio y reducir costes gracias a un modelo de pago por uso.

Por esta razón, cada vez más organizaciones hacen uso de la nube en busca de mejoras en escalabilidad, agilidad y rentabilidad de sus actividades TI: MVs, bases de datos o datos. 

En el segmento de proveedores de nube pública, uno de los proveedores cloud más utilizados por su amplia compatibilidad con la mayoría de aplicaciones y servicios (incluidos los de Commvault) es Amazon Web Services, o AWS por sus correspondientes siglas.

Las soluciones de AWS, orquestadas por la infraestructura y software de Commvault, ofrecen la promesa de simplificar el salto a la nube y proporcionar entornos de backup mediante Internet o físico, Disaster Recovery en la nube en un modelo de DRaaS y migrar las cargas de trabajo a la nube de forma fácil y eficiente.

Migrar cargas de trabajo locales a la nube con Commvault y la infraestructura de AWS con la ayuda de Prosol

Las herramientas de Commvault y la infraestructura de AWS permiten trasladar aplicaciones, bases de datos y otros procesos para obtener un salto cualitativo en flexibilidad del centro de datos, ganar en control de la infraestructura al no depender del HW y disponer de analíticas en tiempo real. Todo desde una misma consola y orquestado mediante la suite de Commvault y la arquitectura diseñada para integrarse con AWS.

Acelerar la llegada a la nube con Commvault

Los líderes de TI que buscan flexibilidad y ahorro de costes pueden sorprenderse al saber que la protección de datos suele ser un impulsor de las migraciones a la nube como en los esfuerzos de modernización de TI.  

Gracias a la suite de Commvault, puede combinar los objetivos de su migración de datos en la nube, la iniciativa de modernización de TI y los planes de protección de datos para que pueda mover más datos y ejecutar más aplicaciones en la nube.

Los CIOs, como impulsores activos de la transformación digital, pueden crear un plan de migración a la nube integral que incluya la automatización y la orquestación de aplicaciones, bases de datos, máquinas virtuales y demás elementos que consideren oportuno a la nube de AWS. Todo en una arquitectura desarrollada por los dos proveedores líderes en sus respectivos ámbitos.

La consolidación de múltiples productos de protección de datos puede significar una reducción del riesgo en el tiempo de inactividad, pérdida de datos, velocidad de recuperación y cumplimiento regulatorio, como de SLA. 

El software de Commvault puede ayudar a mover sus cargas de trabajo a través de plataformas con solo unos pocos clics, acelerando su tiempo de valoración al migrar a AWS.

Commvault y AWS son el puente que une la infraestructura tradicional y un modelo cloud híbrido que optimiza la explotación de la nube pública. Al aprovechar las copias de respaldo se reduce el riesgo y se ven simplificados los movimientos nativos hacia y desde la nube para migrar por completo las cargas de trabajo críticas a la nube, incluyendo el cumplimiento, el gobierno de los datos y la copia de seguridad. Con este paso, garantizamos la seguridad de los datos desde y hacia la nube gracias a múltiples protocolos de autenticación y encriptación de datos, tanto en el lugar como en movimiento.

 

En Prosol asesoramos a nuestros clientes para que gracias a las herramientas de Commvault,  puedan mover más datos y ejecutar más aplicaciones en la nube pública y migrar a AWS.

Escrito por Prosol el 2019-04-01 Etiquetas: articulo

La recuperación de desastres en la nube nube con AWS y Commvault

Por qué proporcionar una recuperación operacional de las aplicaciones de un sitio primario a un sitio secundario mediante un proveedor cloud de terceros

La batalla para mejorar la continuidad de negocio de las organizaciones se juega indudablemente en la nube mediante un modelo híbrido. El cloud computing y el almacenamiento en la nube permiten a las organizaciones poner en funcionamiento verdaderos procesos de disaster recovery para asegurar la continuidad de negocio para cargas de trabajo con menos recursos y menos complejidad.

Dicho esto, queda ver qué modalidades de nube pueden ser las más interesantes según el tipo de disaster recovery que requiera nuestro negocio. ¿Qué me interesa más, una nube privada o pública? 

Tipologías de recuperación de desastres con Commvault y AWS

Amazon Web Services y Commvault han desarrollado una arquitectura con múltiples casos de uso que habilitan a empresas de cualquier tamaño, con o sin delegaciones que puedan disponer de un entorno en la nube que asegure la continuidad de negocio, mediante un modelo de recuperación de desastres frío o templado. 

¿Frío, templado o caliente?: Clasificación de DR

Cuando hablamos de recuperación de desastres, debemos tener el foco puesto en la ubicación desde la cual puede ser ejecutada. La ubicación o sitio de respaldo será el centro neurálgico donde se recreará el centro de datos para no detener la productividad.

Según el DR (Disaster recovery, de sus siglas en inglés) requerido, hay diferentes sitios de respaldo: fríos, templados o calientes. No, no hacen referencia a términos relacionados con la temperatura, sino en la adecuación o el esfuerzo requerido para comenzar las operaciones en el sitio de respaldo durante un incidente. 

Un sitio de respaldo frío es un espacio habilitado en un edificio configurado apropiadamente. Todo lo que se necesite para restaurar el servicio a los usuarios se debe conseguir y entregar a este sitio antes de comenzar el proceso de recuperación. Este es el modelo menos costoso.

Seguimos avanzando en complejidad y esfuerzo y pasamos a un DR templado. En este caso el sitio de respaldo está equipado con el hardware aproximando una representación fiel de lo encontrado en el centro de datos. Para restaurar el servicio, se debe realizar un proceso de recuperación de MVs y otros elementos críticos para mantener la continuidad de todo el ecosistema de servicios y aplicaciones disponibles antes del desastre.

Finalmente, pasamos por un DR caliente, la opción más completa de todas, donde hay una representación equivalente al centro de datos en el que se produce un incidente y solo es necesario replicar las cargas de trabajo en este segundo entorno para recuperar la normalidad. Este escenario es para los SLA más exigentes y permite poner en marcha el servicio en unas pocas horas.

Estos dos últimos modelos de DR pueden ofrecerse como un modelo DRaaS, mediante un proveedor cloud de terceros, como AWS y orquestar todo este proceso en conjunto con Commvault Complete.

DRaaS con Commvault y AWS

Con Commvault y AWS puede optimizar la recuperación de desastres en la nube al implementar una solución de extremo a extremo con los flujos de trabajo preconstruidos, y con procesos simplificados como el aprovisionamiento y la creación de imágenes.

El objetivo es convertir una nube pública o híbrida en una extensión natural del centro de datos, con el mismo nivel de seguridad, control y gestión de acceso como el mismo hardware on-premise de las instalaciones, pero con la velocidad, flexibilidad y ahorro de costes de la nube.

El DR cubre muchos casos de uso, donde algunos donde Commvault y AWS son especialmente eficientes:

  • Almacenamiento fuera de las instalaciones y DR en la nube: Solo utilizar la infraestructura cuando se produce un evento DR, ahorrando tiempo y dinero (modelo IaaS y DRaaS).
  • Migración de MVs a la nube: Convertir MVs VMware e Hyper-V en instancias AWS bajo demanda.
  • Base de datos y archivos: Restaurar datos y DB fuera del lugar, ya sea bajo petición o como tarea programada para mantener actualizados los recursos para DR.
  • Orquestación de un evento DR: Desarrollar un flujo de trabajo para facilitar la automatización y simplificar la complejidad de un evento de DR, ya sea para escenarios de prueba o DR reales.

En Prosol, facilitamos a  nuestros clientes la optimización de la recuperación de desastres en la nube al ayudarles implementar soluciones de Commvault y AWS.

Escrito por Prosol el 2019-03-25 Etiquetas: articulo

Cómo Commvault almacena y realiza backup en Amazon Web Services

Commvault tiene el objetivo de proteger los datos en la ubicación principal en un proveedor de terceros en la nube pública, o conservando una copia local y replicando los datos de copia de seguridad / archivo (ya sea en su totalidad, o solo porciones selectivas de esa información) en un proveedor de nube externo. El servicio de almacenamiento es adecuado tanto para configuraciones de retención a corto como a largo plazo.

El almacenamiento en la nube es uno de los factores principales para asegurar la continuidad de las empresas. El crecimiento del volumen de datos obliga a las organizaciones a desarrollar nuevas estrategias que aprovechen la agilidad y el modelo de pago por uso de la infraestructura cloud para conseguir una TI mejor y más eficiente. Commvault aborda la escalabilidad en la arquitectura de cloud computing mediante bloques de construcción de deduplicación y deduplicación de lado del cliente.

El uso de herramientas de proveedores nativos en la nube, así como la creación de una instantánea de una instancia basada en la nube, puede ser fácil de organizar, pero no ofrece la consistencia requerida por una base de datos SQL o Oracle que reside dentro de la instancia, y generalmente requiere una base de datos y una aplicación para recuperar la aplicación.

Sin una herramienta adecuada, la gestión manual de los datos en la nube para grandes empresas suele ser inviable al existir una elevada posibilidad de error humano y una cantidad de datos no asumible por un personal de TI. ¿Cómo solucionar esta complejidad?

Para gestionar eficientemente la nube de almacenamiento en Prosol recomendamos confiar en una solución probada, sencilla de usar con la confiabilidad necesaria para conectar las copias de seguridad entre los silos de almacenamiento y la nube de manera segura. Commvault proporciona un entorno para copias de seguridad, recuperación y acceso a las máquinas virtuales, datos estructurados y no estructurados escalable y rápido con la integración para realizar un backup en AWS que permite mover los datos de la infraestructura local al almacenamiento en la nube de Amazon.

En Prosol, con Commvault tratamos los servicios en la nube de AWS como un espacio de almacenamiento idéntico a destino de backup y recovery. En la nube de Amazon Web Services, se aplican las mismas políticas de seguridad y retención de datos que en soluciones on-premise.

Tipos de backup con Commvault y AWS

  • Copia de seguridad híbrida a la nube pública.
  • Copia de seguridad híbrida para delegaciones a la nube pública.
  • BaaS (Backup as a Service) híbrido a la nube.
  • Backup completo a la nube.
  • Backup de instancias de EC2 con un control desde un dispositivo on-premise.

Todos los servicios de almacenamiento de Commvault adyacentes a la tecnología de backup and recovery, por ejemplo seguridad, cifrado y deduplicación, se integran en la nube de forma nativa para no tener que integrar una compleja lógica de scripts ni usar APIs ni aplicaciones de terceros que dificultan el mantenimiento y la gestión.

La arquitectura de AWS y Commvault configura una solución de extremo a extremo con flujos de trabajo predefinidos y creación de imágenes simplificadas que reduce tanto los costes de copia de seguridad como el riesgo. 

Ventajas del almacenamiento en la nube de Amazon

Gracias a AWS, los archivos en la nube permanecen seguros y tenemos un segundo sitio para mantener y retener la información, tanto aplicaciones, MVs y datos, por ejemplo documentos de ofimática de microsoft Office.

En las versiones 10 y 11 de Commvault, está integrado AWS Snowball, una solución de transporte de datos a escala de petabytes que utiliza dispositivos diseñados para ser seguros y transferir grandes volúmenes de datos hacia y desde la nube de AWS. Con este servicio adicional de AWS, podemos mover la información de manera física al centro de datos de Amazon sin tener que utilizar un enorme ancho de banda. Los datos se mueven de las instalaciones a AWS, y viceversa, mediante los dispositivos de Snowball.

Para asegurar la privacidad y confidencialidad se utilizan carcasas que protegen los datos de manipulaciones indebidas con un cifrado de 256 bits y un módulo de plataforma fiable Trusted Platform Module (TPM) estándar del sector diseñado para garantizar tanto la seguridad como la integridad de la cadena de custodia de los datos.

En Prosol, gracias a las herramientas de Commvault, ofrecemos las mejores soluciones de almacenamiento y backup para que nuestros clientes disfruten de la tranquilidad de tener sus datos a buen recaudo.