Muy Interesante | Prosol | Tu equipo de Innovación

Muy interesante

Escrito por Prosol el 2019-04-01 Etiquetas: articulo

La recuperación de desastres en la nube nube con AWS y Commvault

Por qué proporcionar una recuperación operacional de las aplicaciones de un sitio primario a un sitio secundario mediante un proveedor cloud de terceros

La batalla para mejorar la continuidad de negocio de las organizaciones se juega indudablemente en la nube mediante un modelo híbrido. El cloud computing y el almacenamiento en la nube permiten a las organizaciones poner en funcionamiento verdaderos procesos de disaster recovery para asegurar la continuidad de negocio para cargas de trabajo con menos recursos y menos complejidad.

Dicho esto, queda ver qué modalidades de nube pueden ser las más interesantes según el tipo de disaster recovery que requiera nuestro negocio. ¿Qué me interesa más, una nube privada o pública? 

Tipologías de recuperación de desastres con Commvault y AWS

Amazon Web Services y Commvault han desarrollado una arquitectura con múltiples casos de uso que habilitan a empresas de cualquier tamaño, con o sin delegaciones que puedan disponer de un entorno en la nube que asegure la continuidad de negocio, mediante un modelo de recuperación de desastres frío o templado. 

¿Frío, templado o caliente?: Clasificación de DR

Cuando hablamos de recuperación de desastres, debemos tener el foco puesto en la ubicación desde la cual puede ser ejecutada. La ubicación o sitio de respaldo será el centro neurálgico donde se recreará el centro de datos para no detener la productividad.

Según el DR (Disaster recovery, de sus siglas en inglés) requerido, hay diferentes sitios de respaldo: fríos, templados o calientes. No, no hacen referencia a términos relacionados con la temperatura, sino en la adecuación o el esfuerzo requerido para comenzar las operaciones en el sitio de respaldo durante un incidente. 

Un sitio de respaldo frío es un espacio habilitado en un edificio configurado apropiadamente. Todo lo que se necesite para restaurar el servicio a los usuarios se debe conseguir y entregar a este sitio antes de comenzar el proceso de recuperación. Este es el modelo menos costoso.

Seguimos avanzando en complejidad y esfuerzo y pasamos a un DR templado. En este caso el sitio de respaldo está equipado con el hardware aproximando una representación fiel de lo encontrado en el centro de datos. Para restaurar el servicio, se debe realizar un proceso de recuperación de MVs y otros elementos críticos para mantener la continuidad de todo el ecosistema de servicios y aplicaciones disponibles antes del desastre.

Finalmente, pasamos por un DR caliente, la opción más completa de todas, donde hay una representación equivalente al centro de datos en el que se produce un incidente y solo es necesario replicar las cargas de trabajo en este segundo entorno para recuperar la normalidad. Este escenario es para los SLA más exigentes y permite poner en marcha el servicio en unas pocas horas.

Estos dos últimos modelos de DR pueden ofrecerse como un modelo DRaaS, mediante un proveedor cloud de terceros, como AWS y orquestar todo este proceso en conjunto con Commvault Complete.

DRaaS con Commvault y AWS

Con Commvault y AWS puede optimizar la recuperación de desastres en la nube al implementar una solución de extremo a extremo con los flujos de trabajo preconstruidos, y con procesos simplificados como el aprovisionamiento y la creación de imágenes.

El objetivo es convertir una nube pública o híbrida en una extensión natural del centro de datos, con el mismo nivel de seguridad, control y gestión de acceso como el mismo hardware on-premise de las instalaciones, pero con la velocidad, flexibilidad y ahorro de costes de la nube.

El DR cubre muchos casos de uso, donde algunos donde Commvault y AWS son especialmente eficientes:

  • Almacenamiento fuera de las instalaciones y DR en la nube: Solo utilizar la infraestructura cuando se produce un evento DR, ahorrando tiempo y dinero (modelo IaaS y DRaaS).
  • Migración de MVs a la nube: Convertir MVs VMware e Hyper-V en instancias AWS bajo demanda.
  • Base de datos y archivos: Restaurar datos y DB fuera del lugar, ya sea bajo petición o como tarea programada para mantener actualizados los recursos para DR.
  • Orquestación de un evento DR: Desarrollar un flujo de trabajo para facilitar la automatización y simplificar la complejidad de un evento de DR, ya sea para escenarios de prueba o DR reales.

En Prosol, facilitamos a  nuestros clientes la optimización de la recuperación de desastres en la nube al ayudarles implementar soluciones de Commvault y AWS.

Escrito por Prosol el 2019-03-25 Etiquetas: articulo

Cómo Commvault almacena y realiza backup en Amazon Web Services

Commvault tiene el objetivo de proteger los datos en la ubicación principal en un proveedor de terceros en la nube pública, o conservando una copia local y replicando los datos de copia de seguridad / archivo (ya sea en su totalidad, o solo porciones selectivas de esa información) en un proveedor de nube externo. El servicio de almacenamiento es adecuado tanto para configuraciones de retención a corto como a largo plazo.

El almacenamiento en la nube es uno de los factores principales para asegurar la continuidad de las empresas. El crecimiento del volumen de datos obliga a las organizaciones a desarrollar nuevas estrategias que aprovechen la agilidad y el modelo de pago por uso de la infraestructura cloud para conseguir una TI mejor y más eficiente. Commvault aborda la escalabilidad en la arquitectura de cloud computing mediante bloques de construcción de deduplicación y deduplicación de lado del cliente.

El uso de herramientas de proveedores nativos en la nube, así como la creación de una instantánea de una instancia basada en la nube, puede ser fácil de organizar, pero no ofrece la consistencia requerida por una base de datos SQL o Oracle que reside dentro de la instancia, y generalmente requiere una base de datos y una aplicación para recuperar la aplicación.

Sin una herramienta adecuada, la gestión manual de los datos en la nube para grandes empresas suele ser inviable al existir una elevada posibilidad de error humano y una cantidad de datos no asumible por un personal de TI. ¿Cómo solucionar esta complejidad?

Para gestionar eficientemente la nube de almacenamiento en Prosol recomendamos confiar en una solución probada, sencilla de usar con la confiabilidad necesaria para conectar las copias de seguridad entre los silos de almacenamiento y la nube de manera segura. Commvault proporciona un entorno para copias de seguridad, recuperación y acceso a las máquinas virtuales, datos estructurados y no estructurados escalable y rápido con la integración para realizar un backup en AWS que permite mover los datos de la infraestructura local al almacenamiento en la nube de Amazon.

En Prosol, con Commvault tratamos los servicios en la nube de AWS como un espacio de almacenamiento idéntico a destino de backup y recovery. En la nube de Amazon Web Services, se aplican las mismas políticas de seguridad y retención de datos que en soluciones on-premise.

Tipos de backup con Commvault y AWS

  • Copia de seguridad híbrida a la nube pública.
  • Copia de seguridad híbrida para delegaciones a la nube pública.
  • BaaS (Backup as a Service) híbrido a la nube.
  • Backup completo a la nube.
  • Backup de instancias de EC2 con un control desde un dispositivo on-premise.

Todos los servicios de almacenamiento de Commvault adyacentes a la tecnología de backup and recovery, por ejemplo seguridad, cifrado y deduplicación, se integran en la nube de forma nativa para no tener que integrar una compleja lógica de scripts ni usar APIs ni aplicaciones de terceros que dificultan el mantenimiento y la gestión.

La arquitectura de AWS y Commvault configura una solución de extremo a extremo con flujos de trabajo predefinidos y creación de imágenes simplificadas que reduce tanto los costes de copia de seguridad como el riesgo. 

Ventajas del almacenamiento en la nube de Amazon

Gracias a AWS, los archivos en la nube permanecen seguros y tenemos un segundo sitio para mantener y retener la información, tanto aplicaciones, MVs y datos, por ejemplo documentos de ofimática de microsoft Office.

En las versiones 10 y 11 de Commvault, está integrado AWS Snowball, una solución de transporte de datos a escala de petabytes que utiliza dispositivos diseñados para ser seguros y transferir grandes volúmenes de datos hacia y desde la nube de AWS. Con este servicio adicional de AWS, podemos mover la información de manera física al centro de datos de Amazon sin tener que utilizar un enorme ancho de banda. Los datos se mueven de las instalaciones a AWS, y viceversa, mediante los dispositivos de Snowball.

Para asegurar la privacidad y confidencialidad se utilizan carcasas que protegen los datos de manipulaciones indebidas con un cifrado de 256 bits y un módulo de plataforma fiable Trusted Platform Module (TPM) estándar del sector diseñado para garantizar tanto la seguridad como la integridad de la cadena de custodia de los datos.

En Prosol, gracias a las herramientas de Commvault, ofrecemos las mejores soluciones de almacenamiento y backup para que nuestros clientes disfruten de la tranquilidad de tener sus datos a buen recaudo.

 

Escrito por Óscar Dobarro del Moral el 2019-03-05 Etiquetas: articulo

El Switch, ese gran olvidado

En la mayoría de reuniones, presentaciones,… a las que asisto, siempre hay un denominador común que es el de presentar o diseñar toda una infraestructura que cubra la necesidad o problemática que se tiene, buscando la mejor opción pero siempre dejando de lado la parte de comunicaciones, es decir, normalmente suelo escuchar frases como “con cualquier switch de 1G o 10G vale (esta frase suele ir muy de la mano de fabricantes)” o la de “la solución me encaja perfectamente pero a nivel de switches, que sean los mas baratos posibles”. Podría escribir un sinfín de este tipo de frases, pero todas se resumen en que no se da ninguna importancia a la red y es un gran error por no decir gravísimo ya que yo siempre hago la misma comparativa: nos compramos un Ferrari para conducirlo en una carretera comarcal en la que no podemos ir a más de 80Km y luego cuando vemos que no podemos correr, creemos que no hemos comprado un coche deportivo, sino un utilitario y no es así, es que la carretera no nos permite correr todo lo que podríamos.

Con esta analogía que he mencionado antes, deberíamos reflexionar sobre la importancia de la red. Los switches no son meras cajas negras a las que conectar cables, son los encargados de soportar todo el movimiento de datos en nuestro Datacenter entre otras muchas cosas y por lo tanto, debemos plantearnos si nuestras “autopistas” están preparadas para el despliegue cada vez más rápido y masivo de nuevas aplicaciones, infraestructuras, que requieren un movimiento ingente de información en el menor tiempo posible y que se pueda adaptar a futuras necesidades.

Con todo esto, deberíamos hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿Está mi red diseñada y preparada para las nuevas demandas del mercado?
  • ¿Tengo silos de red por cada infraestructura específica desplegada en mi Datacenter?
  • ¿tengo visibilidad en tiempo real de como se está comportando mi red?
  • ¿es sencillo crecer en mi infraestructura o necesito con cada proyecto volver ha realizar una ingeniería detallada de red?
  • ¿Cuánto tardo en implantar nuevos servicios a nivel de red?
  • ¿Cuánto tardo en realizar cualquier cambio o solicitud en red?
  • ¿está mi red preparada para formar parte de una SDN?
  • ¿usa mi red protocolos estándar o propietarios?

Con estas breves preguntas podremos respondernos nosotros mismos si nuestra red es adecuada a las necesidades actuales y futuras o si por el contrario deberíamos empezar a plantearnos actualizar nuestra red, teniendo en cuenta estos puntos:

  • Evitar tener silos y contemplar un diseño de red que se adecúe a cualquier necesidad: debemos olvidarnos de tener redes físicas aisladas de producción, backup, almacenamiento o cualquier otro uso que se nos pueda ocurrir ya que la tecnología a día de hoy, nos permite tener una red lo suficientemente potente como para no tener que estar creando silos de switches en función de cada una de las necesidades que nos puedan surgir sino tener una red única multiservicio.
  • Tener una red de acceso de 25G: Si, 25G y no 10G ya que actualmente nos supone múltiples beneficios y algunos de ellos son:
    • Reducción de costes:
      • Un puerto de 25G cuesta prácticamente lo mismo que uno de 10G.
      • Reducción del número de puertos a usar (5 de 10G equivalen a una tarjeta dual de 25G)
      • Reducción en el número de puertos necesarios por servidor
      • Reducción en el número de ópticas y cableado
    • Poder asumir cargas de tráfico mucho mas altas con la misma cantidad de puertos.
    • Poder pasar de una red de almacenamiento por FC a una red IP de tal forma que unificamos toda la infraestructura y evitamos los costosos switches y tarjetas de FC así como su compleja instalación y mantenimiento.
  • Evitar el uso de fabricantes con protocolos propietarios (vendor lock-in)
  • Tener una red predecible, es decir, que sepamos por ejemplo cual va a ser la latencia con cualquier tamaño de paquete: esto puede no parecer importante pero lo es, ya que si hablamos de unificar todos los servicios de red en una única “Fabric” debemos estar preparados para cualquier carga de tráfico y no todos los fabricantes nos pueden dar esto.
  • Tener una red “Zero Packet Loss”
  • Ir a un diseño Leaf&Spine para tener un crecimiento horizontal, aprovechar todos los enlaces en lugar de solo el 50% como en soluciones tradicionales y simplificar su administración
  • Escoger el software que mejor se adecúe a nuestro negocio, independientemente de nuestro hardware
  • Tener una red preparada para integrarse en una SDN (tarde o temprano todos iremos a este tipo de arquitecturas)
  • Que se integre con otros fabricantes puesto que cada vez, es mas necesario que entre los distintos dispositivos de nuestra infraestructura, se intercambien información o tengan que realizar acciones en función de determinados parámetros o eventos que ocurran en otro equipo.
  • ….

Como veréis, estos son algunos ejemplos de todo lo que tenemos que tener en cuenta a la hora de actualizar nuestra red de Datacenter y dejar de ver a los switches como meros equipos para conectar cables únicamente, ya que son las arterias de nuestro negocio en el camino hacia la ya era digital cada vez más importante en todo lo que nos rodea. Son muchos parámetros para poder realizar dicho diseño, pero es algo que tarde o temprano todos tendremos que acometer y para ello Prosol pone todo su conocimiento y experiencia a vuestra disposición, para buscar la mejor solución en función de cada negocio y necesidad.

En próximos artículos profundizaremos en la importancia de la red y todo lo que nos puede aportar, pero si hemos conseguido que cambies de idea respecto a la importancia de una buena infraestructura de red ya has dado el paso más importante.

Óscar Dobarro del Moral

Sales Engineer de Prosol